Influencers en alerta tras cambios de políticas publicitarias en YouTube

La principal causa para el encendido de alarmas en los influencers es su considerable merma en ingresos provenientes de la publicidad. Pareciera que YouTube se mantendrá firme, lo que posiblemente generará migraciones de influencers hacia otras redes.

La polémica

YouTube es la principal plataforma de los influencers por el contenido mostrado en sus videos, lo cual genera millones de suscriptores bien vistos por anunciantes para la inserción de publicidad. Sin embargo, con el lanzamiento del reglamento “Directrices de contenido adecuado para anunciantesemitido por YouTube, muchos influencers han manifestado su descontento por sentir vulnerado su derecho a la libre expresión.

La intención es revisar los contenidos de los videos para determinar si son adecuados para las marcas que en ellos anuncian. Se intenta evitar, por tanto, la creación de vídeos cuyos contenidos sean “inapropiados”. Es decir, aquellos videos con lenguaje obsceno o con alusiones sexuales, por ejemplo, la compañía no le permitirá insertar publicidad.

Para muchos usuarios resulta una buena noticia, para los youtubers o influencers es obvio que no tanto, algunos de los cuales han expresado la necesidad de reconsiderar las imágenes que son consideradas por YouTube como apropiadas y cuáles no. Al parecer, las imágenes con un toque de sangre, según afirman reconocidos influencers sí son permitidas.

Algo que no seria bien visto es mostrar símbolos extraños en tatuajes que apunten a practicas poco ortodoxas

La principal razón para que los influencers hayan encendido sus alertas, es por la merma considerable que pueden ver en sus ingresos. Y a esta incomodidad se suma también un sector de los usuarios fanáticos de los videos sexuales, o de chistes doble sentido o con uso de palabras obscenas.

 

Lo que prohíbe youtube

Lo cierto es que de acuerdo a lo establecido por YouTube los videos no podrán incluir imágenes que sugieran desnudos, muestren violencia, con lenguaje impropio, que inciten a la venta, consumo o abuso de drogas u otras sustancias controladas, señalen asuntos bélicos, tragedias o desastres naturales. Aunque es necesario aclarar que la sanción no implica retirar el video de la red, sino simplemente evitar que el productor reciba ingresos por efectos de publicidad.

Hasta ahora la respuesta dada por YouTube a través de Twitter es que “no se trata de un endurecimiento de las normas sino una mejora en el proceso de notificaciones”, lo cual indica que mantendrá su nueva política para asegurar un uso adecuado de la comunicación en su plataforma. Habrá que esperar los resultados, uno de ellos podría ser la migración de influencers hacia otras redes.