Cómo lograr que un perro sea obediente

¿Tienes un perro rebelde en casa y quieres saber cómo lograr que sea obediente Entonces debes saber que existen algunos perros que se resisten a acatar ciertas órdenes humanas, las cuales son esenciales para disfrutar una convivencia segura y tranquila. Lo primero que debes saber es que se trata de un problema un poco complejo que debes tratar con mucha empatía y conocimiento. Por lo que necesitas algunos consejos que harán de esta ardua tarea, una muy sencilla.

Consejos básicos para lograr que un perro sea obediente

Toda persona que tiene como mascota un perro desea que sea obediente. Sin embargo, la obediencia canina es resultado de un arduo entrenamiento, muchas personas no saben cómo hacerlo, y en vez de hacer que el perro sea obediente, crea enemistad entre ambos.

Debe ser un entrenamiento sin golpes

Ese viejo lema que “a golpes aprenden los animales” está obsoleto y no es verdadero. Es muy cierto que si les pegas, el perro sabrá que si haces algo que no te gusta será golpeado y esto hará que no lo haga, pero esta no es la mejor manera de educar al perro. La idea es que sea entrenado, los golpes generan agresividad, miedo y ansiedad, lo que resulta en un trauma y no en un entrenamiento.

Ten paciencia

Para que el entrenamiento para que el perro sea obediente sea exitoso es necesario que le tengas mucha paciencia. Aunque es cierto que los perros son animales muy inteligentes, su inteligencia nunca igualará a la del ser humano, debes ser constante, paciente y repetirles una y otra vez las ordenes que quieras que tu perro obedezca.

Debes premiarlo

Los perros son animales que solo serán obedientes si ven que sacaran algo de provecho, si quieres que tu perro tome el entrenamiento como algo divertido, debes premiarlo de alguna manera. De esta forma, cuando obedezca a tus órdenes de entrenamiento sabrá que será bien recompensado.

Pero si te estas preguntando ¿con que puedo premiarlo? Lo más común es usar bocadillos como las galletas, junto con una frase como “Muy bien” o “Bien hecho” de esta manera va a comprender que ha hecho las cosas bien.

Sé un dueño amoroso

Cuando tú le hablas a tu perro, el por instinto se interesará en tu voz. No es necesario que le grites para llamar su atención, lo que puedes causar es que lo asustes. El perro debe acostumbrarse a que tú le hables con un tono bajo, lo que puedes hacer es realizar suaves movimientos y ser cariñoso, de esta manera el perro irá contigo sin problema alguno.

Muéstrate firme

Si lo que deseas es educarlo, él debe entender cuando es momento de jugar y cuando no lo es, así que al iniciar el entrenamiento tu mascota debe saber que eres tú el que manda. Debes encontrar el perfecto equilibrio, no debes ser agresivo, pero tampoco debes ser permisivo. Muéstrate firme ante tus ordenes, de esta manera el las obedecerá. Luego de que haga las cosas como lo pides, si puedes consentirlo, antes no.

Se constante

Un entrenamiento es exitoso gracias a la constancia, recuerda que los perros aprenden gracias a la repetición, un día de entrenamiento no es suficiente para que tu perro sea obediente de por vida.

Sin lugar a duda, el trabajo de educar a tu perro requiere que le dediques tiempo, pero bien valdrá la pena cuando logres que tu perro sea obediente a tus órdenes.